Cuando hablamos de placer, nada supera a los masajes de escorts en Madrid centro. Los beneficios que produce un masaje dependen del estado físico y mental de quien lo recibe y de su predisposición a relajar cuerpo y mente.

Los masajes de escorts en Madrid centro son especialmente placenteros. Hay masajes relajantes, descontracturantes, balsámicos o eróticos, y en todos ellos el placer sexual va mucho más allá de la mera penetración vaginal o anal. ¿Es posible llegar al orgasmo con un masaje? La respuesta es sí y, aunque cada persona es un mundo, independientemente de su sexo, el clímax se logra siempre que se den las condiciones adecuadas.

El placer se obtiene en cualquier rincón de nuestra anatomía, pero la piel es la parte más sensitiva y estimularla suavemente puede descubrir zonas erógenas que ni nosotros mismos conocíamos. Lugares especialmente sensibles a las caricias más sensuales.

Un complemento al tacto en el erotismo del masaje es añadir la estimulación del resto de sentidos. Con un aroma o una crema e incluso con el oído, susurrando. Tapar los ojos potencia aún más la sensación de placer.

Experimentarlo es la mejor opción. Sin tocar los genitales, en pies, piernas, brazos, en los lóbulos de las orejas, se descubren sensaciones que nunca antes habíamos sentido.

Acariciando de menor a mayor intensidad de forma progresiva y sin presión ni movimientos bruscos, la zona del cuello y la columna son especialmente sensibles.

De vital importancia es comunicar lo que se siente. El placer es más intenso cuanto más fácil es encontrar los escondites erógenos de cada uno.

En un masaje sensual que acaba en orgasmo no solo se utilizan las manos. Labios, lengua, pecho, antebrazos… Solo la imaginación pone límite y solo si es necesario se alcanzan los genitales. Sentir esa experiencia en inolvidable.

En Chicas Asiáticas Madrid te ofrecemos todo tipo de masajes. Depende de ti regalarnos tu orgasmo.